Restauración de la Borriquilla

La imagen procesional de la Borriquilla se adquirió en Medina del Campo por suscripción popular en el año 1945. El autor del molde fue Jaume Martrus i Riera y fue adquirida en la fabrica gerundense de “Arte Cristiano” de Olot. La imagen esta realizada en escayola, con una malla interior posiblemente de esparto, colocada sobre una base de madera. Las medidas son 185 x 164 x 65 cm.

A lo largo de su vida la imagen ha sufrido numerosas intervenciones anteriores las más destacables son las reparaciones de golpes, tanto con yeso como en escayola. El estado de conservación antes de la restauración era muy malo ya que había muchos daños causados por golpes, que en algunos casos habían sido mal reparados, encontrando grandes restos de adhesivo y un gran numero de repintes que desvirtuaban la imagen.  A parte de estos grandes daños provocados por los golpes y gran cantidad de repintes, junto con las defectuosas intervenciones anteriores y los cambios de humedad y temperatura que provocaron gran cantidad de grietas, fisuras y pérdidas de capa pictórica por toda la superficie.

El proceso de restauración consistió en:

  1. Protección puntual de estratos con peligro de desprendimiento
  2. Limpieza mecánica de la imagen
  3. Consolidación de estratos pictóricos
  4. Limpieza química de la película pictórica
  5. Eliminación de repintes
  6. Encolado elementos estructurales deteriorados (dedos, cola)
  7. Reintegración volumétrica: estucado de lagunas
  8. Reintegración cromática
  9. Barnizado final: 1ª, 2ª Y 3ª  fase

Uno de los procesos más complicado fue la eliminación de repintes que consistió en  dejar la imagen solo con los elementos de origen sin que estos repintes desvirtuaran la visión orinal de la imagen. Estos repintes eran de gran dureza, además de estar mezclados con suciedad, para su  eliminación se realizó una mezcla de disolventes y con la ayuda de bisturí.